Foto: Kat Palasi

Calidad y responsabilidad

Act Iglesia Sueca se esfuerza por lograr una alta calidad tanto en el trabajo cotidiano como en nuestros resultados. Para que los derechos humanos sean protegidos, respetados y cumplidos los estados y otros actores, incluyendo los actores religiosos, deben ser política y legalmente responsables de sus acciones. La capacidad de las personas para exigir responsabilidad es una parte necesaria del trabajo basado en los derechos humanos y en una sociedad democrática.

Empoderamiento y compromiso

Creemos en la capacidad y agencia inherente de las personas. Las propias perspectivas de las personas, las condiciones de vida y el desarrollo de largo plazo se enfoca mediante la participación significativa. Apoyamos el aumento de la autonomía y la participación de grupos e individuos que viven en vulnerabilidad. Esto también significa que los grupos e individuos privilegiados necesitan compartir el poder que tienen.

Los estándares humanitarios son nuestros estándares

 Cuando ocurren desastres, la solidaridad nos empuja a compartir nuestros recursos y experiencias con la esperanza de que nuestras contribuciones sean significativas. Los Estándares Humanitarios Básicos/Esenciales (CHS, por sus siglas en inglés) sitúan a las comunidades y personas afectadas por la crisis en el centro de la acción humanitaria. Conocer con lo que se han comprometido las organizaciones humanitarias, permite a las comunidades y a las personas afectadas por crisis exigir responsabilidades a estas organizaciones.  CHS es un conjunto de Nueve Compromiso que nosotros como organizaciones e individuos involucrados en la respuesta humanitaria podemos usar para mejorar la calidad y la responsabilidad de la asistencia que brindamos.

En nuestro trabajo, queremos reconocer las diferencias de poder y asegurar que usted como titular de derechos está informado, conoce sus derechos, es tratado con respeto, y está empoderado para tomar sus propias decisiones y participar en el trabajo que afecta su vida. Todo nuestro trabajo sigue los Estándares Básico/Esenciales Humanitarios, y nuestro trabajo humanitario está certificado según éstos, confirmando que la calidad y la responsabilidad se encuentran reflejados. Hemos asumido 10 compromisos específicos, válidos para todo nuestro trabajo, que incluyen los 9 principales compromisos de los Estándares Básicos/Esenciales Humanitarios.

Nuestros compromisos por la calidad y el servicio son los siguientes:

  1. Un enfoque basado en los derechos humanos
  2. Integración de la igualdad de género
  3. Promoción de la sostenibilidad ecológica
  4. Asociación equitativa y mutuamente responsable
  5. Transparencia y participación
  6. Respuesta eficiente, basada en resultados, pertinente, adecuada y no perjudicial (que no haga daño)
  7. Manejo de quejas
  8. Ser una organización que aprende
  9. Cuidado al personal y competencia del mismo
  10. El Código de Conducta para los miembros de Act Alliance y los requisitos suecos actuales en virtud de la ley sueca.

Para más información sobre nuestro trabajo con los Estándares Básicos/Esenciales Humanitarios hemos creado un curso en la página: fago.org. ¡La puede encontrar en CHS Fabo!

Lo que prometemos

Para que usted, como socio, se sienta seguro de que nosotros en Act Iglesia Sueca somos guiados por un conjunto de valores, hemos establecido un Código de Conducta. Este documento por tanto incluye una declaración de que nuestro personal actúa de acuerdo a nuestros valores y derechos. Esto es para garantizar que los titulares de derechos, nuestro personal, y usted como socio no sea perjudicado por nuestras actividades. Con esto dicho, este documento está disponible y está desarrollado para todos los que trabajan Act Iglesia Sueca de una forma u otra. En pocas palabras, el Código de Conducta muestra que es aceptable y no al interior de la organización.

Si desea leer más sobre nuestro Código de Conducta, usted puede encontrarlo aquí.

 

Cómo trabajamos con la protección infantil 

Algunas personas quizá piensen- pero nosotros no trabajamos primordialmente con niños… Entonces, ¿porque necesitamos una política de protección infantil? Si bien es cierto que solo algunos de nuestros socios trabajan directamente en proyectos que apoyan a los niños, éstos están en todos lados, incluyendo nuestras comunidades y otras áreas donde trabaja los socios de Act Iglesia Sueca. Debemos recordar que los niños son responsabilidad de todos. Las organizaciones y los profesionales que trabajan con niños, directa e indirectamente, así como aquellos que trabajan con comunidades sin niños, deben asegurarse de que sus políticas reflejen esta responsabilidad. Los niños pueden ser menos visibles en un programa que no esté enfocado en los niños, pero este factor puede facilitar que los abusadores los ataquen.