Två kvinnor står och pratar. Den ena har en väst som det står Act Svenska kyrkan på.
Foto: Magnus Aronson/Ikon

Que hacemos

Estamos guiados por el Evangelio de Jesús, quien toma preferencia por las personas en situación de vulnerabilidad, y quien quiere que hagamos por los otros, lo que a nosotros nos gustaría que ellos hicieran por nosotros. Nuestra fe nos lleva a la acción, y junto con personas de todo el mundo, luchamos por el derecho de todos los seres humanos a una vida digna.

Nuestras cinco áreas de enfoque

Act Iglesia Sueca utiliza cinco áreas de enfoque para describir su trabajo. A través de toda nuestra comunicación, siempre nos enfocamos en la capacidad de las personas titulares de derechos, en los responsables de obligaciones y de la sociedad civil a fin de generar, con el apoyo adecuado, el cambio a largo plazo en sus sociedades. En total, trabajamos con más de 300 proyectos en cerca de 40 países.    

Medios de vida y justicia climatica

Foto: Paul Jeffrey /ACT/Ikon

Trabajamos por oportunidades de medios de vida justos y sostenibles para las personas que viven en situación de vulnerabilidad, pobreza y emergencias climáticas. El trabajo es llevado a cabo con las iglesias y las copartes locales para fortalecer la propia habilidad de las personas a apoyarse a sí mismos. Creemos que la auto prevención y la fe en el futuro son creadas cuando las personas pueden trabajar y valerse por ellos mismos.

Equidad de género y salud 

La violencia sexual, el matrimonio forzado y la mutilación genital son ejemplos de los abusos que afectan a los grupos estructuralmente más vulnerables. A la mayoría de las mujeres se les niega la educación y la atención médica. En muchas partes del mundo, los representantes religiosos tienen una gran influencia en relación con las normas estructurales, especialmente las que se refieren a los roles de género, la sexualidad, y la formación de familias. En este caso, la iglesia tiene una oportunidad única para influir y comprometerse a nuevas perspectivas. Junto con las iglesias y organizaciones que defienden la igualdad de género, Act Iglesia Sueca defiende el derecho de todos a la salud, la seguridad y a su propio cuerpo. 

Paz democracia

Två personer trycker sina pekfingertoppar mot varandra
Foto: Carlos Zaparolli /Ikon

La paz y la democracia van de la mano. Una sociedad pacífica presupone que todos tengamos oportunidad de participar en los procesos democráticos. Sin embargo, existen personas que son impedidas de expresarse, mediante el uso de la violencia directa y/o psicológica. En muchas partes del mundo los derechos de las personas son regulados en función de su género, etnia y religión. El número de países que pueden considerarse una verdadera democracia están disminuyendo. En el nombre de Dios, cada ser humano independientemente de su género, etnicidad o religión tiene el mismo valor y derechos. Es por ello, que Act Iglesia Sueca trabaja para defender los derechos humanos de todos y todas. 

Fe y aprendizaje

Foto: Ulrika Lagerlöf

Act Iglesia Sueca apoya la educación teológica que da a las personas la oportunidad de enfrentar la opresión y la injustica con su fe como fundamento. En muchos contextos, los y las actores religiosos cuentan con gran confianza por parte de la población, y llegan por tanto a influir en las normas y estructuras dentro de la sociedad (las personas a menudo escuchan más a sus líderes religiosos que a los políticos y otras autoridades). La educación teológica alienta el pensamiento crítico, contrarresta los extremismos religiosos y la polarización, y ayuda a las personas a profundizar su fe, por tanto, es crucial que tanto el personal como los voluntarios de la iglesia puedan cumplir con su responsabilidad social.

Acciones humanitarias

La guerra es el principio de una devastadora reacción en cadena de hambre y sufrimiento de personas inocentes. Esto también se aplica a los desastres naturales, los cuales destruyen la vida de millones de personas cada día. Detrás de las estadísticas hay una persona. Una persona que tiene el derecho a una vida digna. Act Iglesia Sueca coopera con las copartes alrededor del mundo que están presentes antes, durante y después del desastre. A través de copartes locales, Act Iglesia Sueca ya está lista en el lugar cuando los desastres ocurren y puede rápidamente movilizar recursos en donde son más necesarios. Junto con nuestras copartes estamos presentes en cada paso del camino. Para reconstruir la sociedad y fortalecer habilidades frente a las futuras crisis, las personas afectadas tienen que involucrarse. Al contribuir con su conocimiento y fortalezas, las personas pueden volverse más fuertes después de un desastre.  

 

¡Así es como lo hacemos!

  • Colaboración - Nuestro trabajo está basado en un enfoque ecuménico.
  • Incidencia - Prevención e incidencia van de la mano.
  • Movilización - Movilizamos recursos para estar ahí en donde las necesidades son mayores.
Foto: Magnus Aronson /Ikon

Act Iglesia Sueca- Actúa localmente para tener un impacto global

Act Iglesia Sueca se basa en gran medida en el voluntariado y un fuerte compromiso local. Es la interacción entre el compromiso local en Suecia, las Iglesias y otros movimientos de base a nivel global, lo que nos da el mandato para llevar a cabo nuestro trabajo. Nuestro programa de Jóvenes ”agera” es una gran ejemplo de voluntariado y un fuerte compromiso local. En la mayoría de las congregaciones el trabajo internacional es una parte integral, en donde la importancia de trabajar en solidaridad con iglesias hermanas y otras copartes es una fuerza motriz y de inspiración diaria también a nivel local.