Other languages with Google Translate

Use Google to automatically translate this website. We take no responsibility for the accuracy of the translation.

Prata med oss

Kontakt

Svenska kyrkan i Vislanda & Blädinge Besöks- och postadress: LINDÅS, 34252 VISLANDA Telefon:+46(472)30007 E-post till Svenska kyrkan i Vislanda & Blädinge

Jourhavande präst

Kyrkan kan hjälpa dig. Akut samtals- och krisstöd.

La mujer en Suecia

La mujer en Suecia

Suecia es uno de los países más igualitarios del mundo - aunque todavía falta mucho por hacer.

Casi todas las mujeres en Suecia tienen estudios de bachillerato y tienen trabajo renumerado. En promedio, cada mujer sueca da a luz a dos hijos. La edad promedia para dar luz al primer hijo es de 29 años.

Padres y madres solteros son comunes. Hoy en día viven integradas en la sociedad también parejas y padres gay, que tienen los mismos derechos que los demás padres.

Cuando nace un bebé, los padres reciben 480 días de licencia de maternidad para compartir, pero dos meses de pago son exclusivos para el padre. En general es la mujer quien disfruta de 75 % de los días de la licencia de maternidad pero casi todos los padres están en casa por lo menos un par de meses con sus hijos.

Durante este tiempo el Estado  paga al padre que cuida del hijo 80 % de sus ingresos normales y muchas empresas ponen una otra parte, con frecuencia el 10 %.

Por cada hijo, el Estado paga un apoyo – el Sustento de menores - alrededor de 200 USD al mes para los padres hasta que los hijos cumplen 18 años.

Todos los niños, cumplido el primer año de vida,  tienen derecho a un lugar en las guarderías esto si los padres trabajan. La mayor parte de las guarederías son municipales pero también hay una gran cantidad de servicios de guarderías privada, aunque subvencionadas por el estado.

Las mujeres participan en mayor medida que los hombres en el cuido de los hijos pero también trabajan a tiempo parcial con más frecuencia que los hombres.  

Las mujeres tienen en general un 14 % menos del salario del hombre por el mismo trabajo. Muy raramente la familia se hace cargo de los ancianos, la mayoría de ellos pasan a ser cuidados en una residencia de ancianos. Si no hay lugar para ellos en una residencia, la municipalidad tiene la obligación de cuidarlos en sus casas própias con todas los recursos necesários.

La discriminación contra las mujeres está penada por la ley.